Anchoas en salazón

Esta es una receta tradicional, que por su sencillez, cualquiera puede hacer con un poco de paciencia. Receta heredada de nuestra tía María, la podrás encontrar elaborada de muchas manera diferentes según la zona geográfica.

Ingrediente:

• Es preferible comprar anchoa del Cantábrico, muchas veces, la tienen en nuestros mercados del interior de la Península, más grande que el boquerón; aunque un buen boquerón gordo y brillante por su frescura también nos quedará muy bien! e incluso en muchos sitios os dirán que es lo mismo.

• 1 kg. de anchoa del Cantábrico.
•  Sal gorda (para cubrir el kg de anchoas)
• Aceite de oliva virgen extra.

Elaboración:

• Diremos a nuestro pescadero que nos quite cabeza y tripa de la anchoa a poder ser:) Limpiamos los boquerones enteros sin quitar espina metiendo en agua varias veces y cambiando ésta, tantas veces sea necesario, hasta que el boquerón quede lo más blanco posible.

• En un recipiente de cristal, lo suficientemente grande para que entren nuestras anchoas bien estiradas, pondremos una buena capa de sal gorda en la base e iremos colocando bien de una en una, bien pegadas unas con otras. La idea es capa de sal, capa de anchoa y capa de sal. Tienen que quedar bien cubiertas por todos los lados.

• Aunque en la receta original se deja 1 día y 1/2 aproximadamente en la nevera, nosotros en esta ocasión, para asegurarnos que estuvieran bien saladas, hemos dejado casi 2 días en la nevera.

• Por último, se lavan bien las anchoas bajo el grifo de una en una, para quitar el posible excedente de sal que tuviesen, se secan con papel de cocina , se quita la espina y se abre en dos lomos. Vamos colocando en un recipiente de cristal. Las dejaremos con aceite de oliva virgen cubiertas ya que es otra manera de conservarlas en la nevera. Tapamos bien.

Descargar Receta gravatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.